Fecha: 15 septiembre, 2021 Por: Victor Noe Comentarios: 0
Foto: Arthur Brognoli

Imagen de Pexels.com. Fotógrafo: Arthur Brognoli

Durante una jornada técnica virtual realizada en junio del 2021, fue aprobada la puesta en marcha de una red para monitorear plagas en las colmenas de la provincia del Chaco, en el norte de Argentina.

Esta red contará con 12 apiarios repartidos en distintos puntos de la provincia, y pondrá mayor énfasis en proteger a las abejas de las incursiones del pequeño escarabajo de las colmenas (también conocido por sus siglas PEC), una plaga subsahariana que afecta a la Apis mellifera usada por los apicultores.

Una jornada técnica vital para la apicultura.

La actividad contó con la presencia de distintos técnicos, funcionarios, especialistas e investigadores que son una referencia en el agro y en la apicultura. En representación del MAGyP, el evento contó con la asistencia del coordinador nacional apícola Alfonso Lorenzo, Natalia Bulacio Cagnolo por parte de INTA-PROAPI y Mauricio Rabinovich, jefe del Programa Nacional de Sanidad Apícola del SENASA.

También participaron en la jornada Mariano Bacci, técnico apícola chaqueño, Sebastián Bravo y Carlos Corsi, quienes son subsecretarios de Ganadería y de Producción Animal de la provincia del Chaco.

El pequeño escarabajo de las colmenas

El principal tema de la jornada fue el pequeño escarabajo de las colmenas (abreviado como PEC y conocido científicamente como Aethina tumida), un coleóptero exótico africano que parasita a la Apis Mellifera, la abeja más usada en labores de apicultura, aunque también puede afectar a melliponas sin aguijón y las abejas africanizadas.

El PEC ha causado estragos en repetidas ocasiones a las abejas de distintos países del continente. La plaga ha afectado a Estados Unidos en 1998, a México en 2007, El Salvador en 2013 y Nicaragua en 2014, año en el que se emitió una alerta en un apiario centinela de Costa Rica.

Debido a que las larvas del PEC poseen levaduras en su tracto digestivo, la llegada del PEC a la colmena implica un apocalipsis para las abejas: la levadura fermenta la miel y esta intoxica a las larvas que iban a convertirse en abejas sanas.

Argentina compite con Turquía el segundo lugar en cuanto a producción de miel. Pese a que hasta el momento no ha habido reportes de PEC en el país, los organismos sanitarios y los apicultores han considerado muy pertinente anticiparse a esta plaga y evitar que el PEC produzca daños irreparables a este importante sector de la economía del Chaco y de la nación.

Contrarrestando a la plaga

Para el seguimiento de la plaga, se adquirieron 300 trampas para el PEC en los apiarios centinelas, santuarios cuya principal función será ser el vigía y la defensa de los apicultores locales ante el PEC.

En caso de rastrear la presencia de PEC, se emitirán alertas y se apoyará a los apicultores chaqueños y de las provincias adyacentes para minimizar el impacto negativo que podrían tener para el sector. Las muestras de PEC serán estudiadas por especialistas y sus datos pasarán a la Red de Monitoreo Nacional.

Desde el SENASA mencionaron los avances que se han logrado en los últimos meses, que incluyen desarrollar una app para notificar a los apicultores de la hipotética presencia de una plaga de PEC.

Es importante destacar que Chaco es considerado un escudo contra el PEC para la apicultura argentina, ya que es la única provincia que cuenta con un sistema estandarizado por protocolo en caso de que aparezca esta plaga. Además, desde 2017 se han instalado 17 apiarios centinelas.

Otro punto importante es la capacitación. Se han realizado 15 jornadas en cooperativas, asociaciones y grupos de apicultores chaqueños, cuya finalidad es sensibilizar a los productores locales acerca del peligro que representa el PEC y cómo actuar en caso de que aparezca.

Fuente: Chacodiapordia

Enlace: https://www.chacodiapordia.com/2021/06/21/produccion-apicola-segura-chaco-contara-con-una-red-de-monitoreo-de-plagas/