Fecha: 13 diciembre, 2021 Por: Victor Noe Comentarios: 0

Imagen tomada de pexels.com. Fotógrafo: Mohammad Kordi

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y Organización de consumidores y usuarios (OCU) presentan denuncias sobre miel adulterada, producto con “sello español” que estafa a los consumidores, pues parte de la producción proviene originalmente de China, un país cuya miel ya se ha puesto en tela de juicio en cuanto a estándares de calidad. 

China tiene antecedentes importantes, desde que se convirtió en uno de los mayores exportadores a nivel mundial de miel. El primer caso sobre las presuntas adulteraciones dentro de la producción apícola proveniente del país asiático data de 2013 cuando en Chongqing se incautaron 45 cubos de miel falsa hecha de agua, azúcar, colorante y alumbre de aluminio, un producto que se estaba comercializando como “100% de origen natural” dentro de los supermercados.

¿Qué está sucediendo con la miel española?

Las últimas denuncias sobre la procedencia de la miel, representan un golpe bajo para el apicultor español, pues pone en peligro el trabajo y sustento de muchos productores nacionales que han dedicado toda una vida a la apicultura para otorgarle un sello país a la producción de miel.

En la última década 58,2 % de la miel en los estantes españoles provenía de China, hecho que desplazaba a España y lo dejaba como país productor en un segundo plano. El ascenso del mercado chino ha desencadenado una baja en la producción de mieles dentro de la Unión Europea, abarrotando el mercado con precios de derribo.

Por su flora y condiciones climáticas, España lidera el mercado de la producción de miel en Europa, que permiten a las abejas un mejor trabajo de polinización. El problema es que el 15% de la producción a se exporta a países fronterizos, dejando desprovisto el mercado nacional.

A simple viste podría notarse como una mala distribución de los recursos dentro de la exportación apicultora, pero el problema también radica en que 40% de la producción de miel ha disminuido por la presencia del ácaro Varroa que acabó con colmenas enteras y los recientes cambios climáticos producto del calentamiento global. 

Una estafa triangular 

China exportaba 4.770 toneladas de miel a España, más de un 10% del edulcorante natural dentro del mercado, posicionando el país asiático como el segundo proveedor. En el primer puesto tenemos a Portugal que suministra al menos unas 6.000 toneladas de miel al país, sumando así un 21% de miel importada dentro de los supermercados españoles. 

Las sospechas de la OCU y la COAG iniciaron cuando parte de la miel “hecha en china” desaparece de manera misteriosa de los estantes y el rumor de la producción apícola adulterada empieza a cobrar, ahora más que nunca, mayor fuerza. 

La investigación de estas organizaciones dirigió su foco a las mieles envasadas en Ucrania, Cuba, Uruguay y Rumanía sustitutas del gigante asiático que en años anteriores eran los que abarrotaban los estantes. Misteriosamente Portugal también se muestra como un mercado sospechoso de proveer miel china como hecha en la Unión Europea.

Ambas organizaciones instan a las autoridades del Gobierno una investigación más exhaustiva para descubrir el verdadero origen de estas mieles, ya que el edulcorante alterado proveniente de China sigue entrando a España, utilizando países de la Unión Europea como Portugal y Rumanía en el proceso de transformación y mezcla, que posteriormente las reingresan al mercado como miel producto de origen nacional, siendo así un fraude total. 

Fuente: ABC.es

Página: https://www.abc.es/economia/abci-misterio-desaparicion-miel-made-china-super-202111161941_noticia.html

Sin categoría