Fecha: 19 enero, 2021 Por: Claudia Carrillo Comentarios: 0

La apicultura no solamente ocurre en el campo y en áreas suburbanas. Hay multitud de abejas que viven en las ciudades de todos los tamaños. Y más importante, las colmenas urbanas no tienen que estar confinadas a ciudades cosmopolitas de Norte América y Europa.

Cada vez son más las ciudades alrededor del mundo que son hogar de colmenas y apicultores, tanto profesionales como amateur.

El ejemplo más reciente de colmenas urbanas se materializará con el desarrollo del proyecto ‘Apicultura Urbana y colmenares de polinización’, que ha sido objeto de una subvención nominativa por parte del Ayuntamiento de la ciudad de Málaga, en España.

Este convenio, firmado por la concejala del Área, Gemma de Corral, y la presidenta de la Asociación Bee Garden, Eva María Gómez, pone de relieve la sensibilidad de ambas entidades por la importancia de las abejas como especie polinizadora.

Acciones de concienciación y sensibilización de la ciudadanía

La importancia de la abeja melífera (Apis mellifera) dentro de los polinizadores es muy alta, el 80 por ciento de las plantas cultivadas son polinizadas por la abeja melífera, a ella se suma la cooperación de otras 20.000 especies de abejas silvestres en todo el mundo.

Este proyecto se estructura en tres grandes apartados que se seguirán desarrollando a lo largo del año 2021. El primero es la instalación de colmenas polinizadoras -de abejas autóctonas Apis mellifera Iberiensisen entornos seminaturales periurbanos y en enclaves urbanos.

Asimismo, se colocarán núcleos cazaenjambres que permitan trasladar poblaciones y evitar su eliminación y se llevarán a cabo también acciones de concienciación y sensibilización de la ciudadanía sobre la importancia de los polinizadores en el ecosistema urbano y su papel en la preservación de la biodiversidad.

Equilibrio de los ecosistemas

Las abejas son vitales para la preservación del equilibrio y la biodiversidad en la naturaleza. Ellas nos brindan uno de los servicios más reconocibles dentro de los ecosistemas: la polinización, la cual hace que la producción de alimentos sea posible.

Al realizar esta loable labor, las abejas protegen y mantienen los ecosistemas, así como también a numerosas especies de plantas y animales. Asimismo, contribuyen a la diversidad genética y biótica.

Las abejas también actúan como indicadores del estado del medioambiente. Su presencia, ausencia o números nos dicen si algo malo está ocurriendo con el ambiente y que acciones son necesarias.

Al hacerle seguimiento al desarrollo y salud de las abejas, es posible hacer una valoración de los cambios en el medio ambiente e implementar a tiempo las medidas preventivas que sean necesarias.

Sobre Bee Garden

La Asociación Bee Garden, es organización sin ánimo de lucro que tiene entre sus objetivos la realización y promoción de actividades de investigación, desarrollo y educación ambiental para el conocimiento, divulgación, protección y conservación de la naturaleza.

Esta entidad, que actualmente tiene su sede en Promálaga, La Píndola, nació como Aula Apícola y Medioambiental Bee Garden Málaga hace ya cinco años y viene desarrollando actividades de promoción de polinizadores.

Entre las que podemos destacar tenemos el proyecto Apicampus del I Plan Propio del Vicerrectorado de Smart Campus de la Universidad de Málaga, y que entre sus objetivos incluye la concienciación a la ciudadanía de la importancia de los polinizadores en el medio ambiente urbano.

Para el desarrollo de esta nueva iniciativa en Málaga, cuentan con la colaboración del Servicio de Parques y Jardines municipal, responsable de la gestión de los parques forestales, con el que se consensuarán las ubicaciones más idóneas atendiendo a criterios biológicos y de proximidad a núcleos habitados, encontrando así un equilibrio que permita acercar a la población el conocimiento de estas poblaciones tan beneficiosas para los seres humanos.

Fuente: 20 Minutos