Fecha: 21 julio, 2021 Por: Victor Noe Comentarios: 0

Imagen tomada de Pexels.com. Fotógrafo: Jahoo Closeau

El medio digital Campolitoral entrevistó al presidente de la Cooperativa Cosar, Gustavo Bertoldi acerca del acontecer apícola en la provincia de Santa Fe. Para este apicultor de Sauce Viejo el panorama ha pasado de optimista a pesimista después de los juicios antidumping de Estados Unidos contra la miel de distintos países, incluida la Argentina.

Entre 2019 y 2020 aumentó el consumo de miel a nivel mundial, beneficiando a Argentina y Santa Fe. Esta provincia exportó miel por al menos 24 millones de dólares en ese periodo, a diferencia de la cosecha 2018 – 2019 que reportó un monto de 16 millones de dólares.  Santa Fe es la tercera provincia en cuanto a producción de miel en Argentina, sólo superada por las Provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

La apicultura en Santa Fe

En el Renapa (Registro Nacional de Productores Apícolas)  correspondiente a la provincia de Santa Fe hay 1419 apicultores registrados y 393.095 colmenas, de las cuales poco menos del 2% (6.700) son colmenas certificadas en producción orgánica. La provincia también posee 105 salas de Extracción de Miel y tres establecimientos para trazar e exportar la miel.

Hay 16 cooperativas de origen apícola y 9 asociaciones de productores que buscan profesionalizar y capacitar apicultores. Por último, en Santa Fe hay 7 establecimientos estampadores de cera, 20 multiplicadores de reinas y 4 cabañas apícolas certificadas.

Juicios por presunto dumping

Para Bertoldi la alegría no ha durado mucho: los apicultores de Estados Unidos han impulsado un juicio por dumping en las cortes de ese país, argumentando que las mieles de importación de Argentina, Ucrania, India, Brasil y Vietnam buscan “derribar” los precios del mercado local y acabar con la apicultura en Estados Unidos.

Por esto, solicitan un arancel a las mieles argentinas, que puede ir del 10 al 50% y que supone un gran impedimento para los productores y exportadores de miel en Argentina y los demás países afectados. Estados Unidos es el país que mejor paga la miel importada y los mercados europeos pueden ser insuficientes para la producción argentina.

Bertoldi sostiene que «Este mercado se puede recuperar sólo haciendo un juicio, lo que tiene un costo que oscila entre los U$S 250 mil a un millón y medio: para nosotros es inaccesible. Si alguna empresa grande lo puede hacer, después nos termina comprando a nosotros para exportar». Por eso le ha solicitado a la Cancillería Argentina un estudio que pueda defender a la miel argentina y a sus productores, pero hasta ahora han tenido que actuar por cuenta propia.

El inaccesible mercado japonés

El presidente de Cooperativa Cosar opina que el otro mercado potencial para la miel santafecina y argentina es Japón, pero las exigentes condiciones sanitarias que impone el país nipón para importar miel requieren que los apicultores la deban homogeneizar hasta alcanzar 10 partes de glifosato por billón, un procedimiento difícil de realizar en Santa Fe y que hace menos rentable ese mercado.

Mesa de diálogo apícola

A esto se agrega que la pandemia ha dificultado encuentros con los funcionarios bonaerenses en la Capital Federal. Los encuentros por Zoom han sido una alternativa, pero es difícil dar solución a los problemas que tienen las cooperativas apícolas en la Provincia de Santa Fe desde la virtualidad.

Recientemente se llevó a cabo la Mesa de Diálogo Apícola en Santa Fe. Abel Zenklusen, el director provincial de Producción Lechera y Apícola sostuvo que el año 2020 fue un excelente año para la apicultura en Santa Fe, y que en 2021 y a través de la mesa de diálogo se persigue consolidar los logros de la temporada pasada e ir en pro del mejoramiento institucional y el aumento de la productividad apícola santafesina.

Fuente: por Federico Aguer para Campo Litoral.