Fecha: 7 noviembre, 2021 Por: Victor Noe Comentarios: 0

Imagen de Mark Stebnicki. Tomada de Pexels.com.

400 familias de 5 municipios del Área del Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires se beneficiarán del proyecto ECOMAyA, una iniciativa de la Red de Técnicos y Profesionales de la Emilia Romagna que busca formar como apicultoras a madres y jefas de hogar, al mismo tiempo que les suministrará las herramientas y equipos para lograr este objetivo.

Este proyecto es una de los 370 iniciativas seleccionadas y financiadas por la Unión Europea, que busca promover una economía circular, donde se puedan reusar o reciclar aquello que deja de tener valor con el uso.

Una iniciativa que empodera

En el marco de dicha economía circular, para ECOMAyA la apicultura es un pilar, ya que la polinización de las abejas mejora considerablemente los rendimientos agrícolas, en especial cuando se trata de hortalizas y árboles frutales.

Sin embargo, el objetivo fundamental del proyecto es suministrar la capacitación adecuada para convertirse en apicultoras a las mujeres de la zona. A pesar de que Argentina es uno de los principales productores de miel en el mundo, sólo el 20 % de los apicultores en el país son mujeres.

Para comenzar, el proyecto capacitará a 40 emprendedoras en áreas relacionadas con la apicultura, como la agricultura y la gastronomía. Durante dos años de entrenamiento intensivo y un último año mucho más práctico, las involucradas podrán aprender la técnica apícola, así como las formas de extraer miel con calidad de exportación de los cuadros.

Parte del proyecto fue adelantado por María del Carmen García, en un podcast de Campo y Abejas.

Desarrollando la apicultura local

El sureste de la provincia de Buenos Aires es una zona con una gran producción apícola. Sin embargo, muchos apicultores no cuentan con las herramientas e instalaciones adecuadas para extraer la miel. Por esto, se desaprovecha el potencial de exportación que tiene mucha de esta miel.

Para los productores, la mayoría de las veces viajar a las áreas urbanas donde se encuentran las desorpeculadoras y extractoras no es una opción. Debido a esto, los pequeños y medianos apicultores de esta zona sólo pueden destinar la miel a la venta y consumo interno, dentro de Argentina.

Además de la capacitación de madres y cabezas de familia, el proyecto ECOMAyA instalará una planta móvil. En esta planta los apicultores de los municipios Alvarado, Balcarce, General Pueyrredón, La Costa y Mar Chiquita podrán desopercular y extraer la miel, así como procesar polen, propóleos y otros productos apícolas.

Fuentes: Puntonoticias (puntonoticias.com) y Luciana Acosta para 0223 (0223.com.ar)