Fecha: 28 diciembre, 2020 Por: admin Comentarios: 0

Los peligros por las fumigaciones masivas con Fipronil son una realidad que está afectando a muchos apicultores por la amenaza constante que significa para las abejas. Pero también es sumamente perjudicial para todo el medio ambiente por ser altamente tóxico para varias especies de insectos benéficos, pájaros y especies acuáticas que son muy importantes para la biodiversidad.

Las autoridades de la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA) decidieron no esperar más y tomar cartas en el asunto enviando al ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires una solicitud para que se detengan de manera urgente las fumigaciones masivas.

Les compartimos la comunicación.

Ciudad de Buenos Aires, 23 de noviembre de 2020.

Dr. Javier RODRÍGUEZ Ministro de Desarrollo Agrario Provincia de Buenos Aires

Ref: Fumigaciones masivas con Fipronil.

Nos dirigimos a usted con el objeto de solicitarle detener en forma URGENTE las fumigaciones aéreas masivas con la droga activa fipronil que se está planificando y ejecutando en diversos zonas de la provincia de Buenos Aires, con el fin de controlar diferentes estadios de langosta o tucura y hormigas en girasol.

Si bien el principio activo fipronil está aprobado por el SENASA para el control o eliminación de varios insectos considerados plagas como hormigas, grillos, tucuras, picudo, etc. es altamente toxico no solo para abejas melíferas, sino para todas las especies de insectos benéficos, acuáticas e inclusive pájaros que existen en la zona donde se aplique este producto.

Al consultar el marbete de una de las marcas más conocidas de fipronil, se podrá encontrar con las siguientes recomendaciones:

Riesgos ambientales:

Extremadamente tóxico para organismos acuáticos. Se recomienda dejar una franja de seguridad de 5 metros. No aplicar directamente sobre espejos de agua ni en áreas donde existe agua libre en superficie. No contaminar fuentes de agua cuando se elimine el agua de limpieza de los equipos de pulverización y asperjar el remanente sobre el lote tratado o los accesos al mismo.

Altamente tóxico para abejas. Ante la presencia de colmenas en el área circundante al lote a tratar, debe darse aviso al apicultor responsable con la antelación suficiente para que éste pueda retirar las mismas y trasladarlas a una distancia equivalente al máximo vuelo de las abejas. En caso que el lote tratado se encuentre en floración no deben reingresar las colmenas al área de riesgo durante al menos 30 días. Moderadamente tóxico para aves. https://cropscience.bayer.com.ar/sites/default/files/Marbete%20CLAP.pdf 

Ahora entendemos que al intentar controlar esta plaga de tucuras u hormigas con fumigaciones de fipronil, los efectos colaterales indeseados sobre las abejas, insectos en general, fauna acuática y aves, es sin ninguna duda mayor que el beneficio que genera. También entendemos que el SENASA no tabula estos daños ambientales, sino que solo considera el efecto o daño económico sobre cultivos y animales de producción.

Como se observa en el marbete, es imposible técnicamente mover las colmenas por 30 días a resguardo de zonas donde se fumiga, cuando son varias parcelas que van a realizar fumigaciones aéreas con dicho producto, recomendado por el SENASA. Es obvio que el ambiente no se puede trasladar y menos desde un avión respetar las distancias de los cursos y espejos de agua.

El fipronil fue causante de la muerte de miles de colmenas en diferentes puntos del país en los últimos años, datos recabados por el mismo SENASA, por lo que nuestra Sociedad le solicitó formalmente que prohíba la venta de este producto, el cual ha sido prohibido en varios países, sin ir muy lejos, en Uruguay ya hace varios años.

Es por ello que le solicitamos que detenga las fumigaciones masivas con fipronil. Que se estudie otras variantes que puedan contralar la plaga o disminuir su impacto económico pero que no tengan el efecto toxico tan elevado sobre abejas y el ambiente en general.

Esperando que haga lugar a esta solicitud. Lo saludamos muy atentamente.

Firman: Pedro Kaufmann Secretario SADA y Lucas Martínez Presidente SADA

Fuente: difusión SADA.