Fecha: 12 marzo, 2021 Por: Victor Noe Comentarios: 0
Leydy Pech tiene 55 años, apicultora maya, premio Goldman 2020. Foto: Fundación Goldman.

En una lucha que recuerda a la de David contra Goliath, Leydy Pech y los suyos lograron derrotar a Monsanto en el municipio de Hopelchén de la península de Yucatán. Tras años de activismo y de sus victorias contra la multinacional de semillas, Pech ganó el premio medioambiental Goldman.

En el año 2000, el gobierno mexicano concedió a Monsanto los permisos para sembrar soja en siete estados del sur de México, entre ellos Campeche, donde se encuentra la aldea de Leydy Pech, quien posee una pequeña granja apícola heredada por sus antepasados.

Diez años después, la siembra de soja modificada genéticamente afectó negativamente la calidad y cantidad de miel que producía Pech en su terreno de dos hectáreas de extensión. Es por esto que decidió asociarse con otros apicultores de Hopelchén para fundar el Colectivo Apícola de los Chenes.

Demandando a Monsanto

Pero el asunto no quedó en una simple asociación de apicultores: Leydy Pech y los suyos le exigieron a la Suprema Corte de Justicia de México que los cultivos de soja cesaran en Campeche.

Y esto dio resultado: en el año 2015 dicha corte falló a favor del Colectivo Apícola de los Chenes y consideró que a partir de entonces, el gobierno debía realizar consultas a los pueblos originarios antes de otorgar concesiones de cultivos transgénicos a terceros.

Esto fue un gran logro para la comunidad maya de Hopelchén, que lleva cientos de años criando a la Melipona Beecheii, llamada xunán kab en maya, o “señora abeja”. Esta especie de melipona no posee aguijón y es nativa de la península de Yucatán y las tierras mayas. Por eso es tan importante para los apicultores de la zona.

Las concesiones de soja a trasnacionales como Monsanto han tenido terribles consecuencias, como la deforestación de grandes porciones de selva, para sustituirlas por un monocultivo que enferma y puede extinguir a las xunán kab, además del irreparable daño medioambiental que producen.

El fin de las concesiones de soja

Fue en septiembre del 2017 cuando finalmente el gobierno mexicano anuló las concesiones cedidas a Monsanto para deforestar y sembrar soja transgénica en siete estados del sur de México. Posteriormente este decreto se extendió a todos los estados de la República.

Que Monsanto salga de Hopelchén va a ser muy beneficioso para los mayas, pues la agroindustria trae resultados terribles tanto para los agricultores como para los apicultores ancestrales de la Melipona Beecheii.

El premio Goldman

El 30 de noviembre del 2020 Leydy Pech recibió el premio Goldman por su lucha histórica a favor de las abejas. Recibir el premio es importante para que el mundo hable del pueblo maya, su ancestral territorio y la necesidad de cuidarlo para las futuras generaciones.

Ella seguirá visibilizando la lucha de los pueblos indígenas contra las multinacionales y el gobierno, un tema que ha dado mucho de hablar recientemente con el proyecto de Tren Maya, que tendrá un impacto medioambiental negativo para Yucatán.

Mientras tanto, desde el Colectivo Apícola de los Chenes se seguirá luchando por la preservación de la peculiar xunán kab y el impacto positivo que ha tenido y tiene la apicultura para la comunidad de Hopelchén y los alrededores.

Y después del premio Goldman…

A juicio de Leydy Pech, las consultas que hace el gobierno deben presentarse en un lenguaje claro y sin tecnicismos, que puedan entender en Hopelchén, pues las que se han realizado desde 2015 no han servido para llegar a un acuerdo ya que tanto los gobiernos anteriores como el actual no quieren reconocer los derechos de los pueblos mayas.

También se opone a la proyecto del Tren Maya, que traerá más deforestación a la región, y sostiene que Monsanto sigue sembrando semillas transgénicas pese a que le fueron revocadas las concesiones. Hay mucho por hacer, pero ya se han ganado importantes luchas.

Los cultivos transgénicos deforestan las selvas de Yucatán y ponen en peligro a la abeja melipona beecheii